Alerta Fiscalía Federal a posibles actos de corrupción tras paso de Irma

Crean equipo conjunto con agencias federales y estatales para investigar esquemas fraudulentos asociados al desastre

Actualidad Jueves, 14 de Septiembre de 2017 - 10:43 am
Puede reportar actos ilegales o de corrupción asociados al huracán Irma, al Centro Nacional de Fraude de Desastres a través del 1-866-720-5721, o por el correo electrónico disaster@leo.gov. Foto: Archivo / JORNADA NOTICIOSA.

La Fiscalía Federal en Puerto Rico emitió un comunicado instando a la ciudadanía a denunciar actividades sospechosas y fraudulentas, que puedan involucrar el uso de fondos federales en las operaciones de auxilio a los damnificados por el huracán Irma.

La jefa de la Fiscalía Federal para el Distrito de Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez Vélez indicó que han creado un grupo de trabajo en coordinación con la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), el Departamento de Seguridad Nacional del Departamento de Seguridad Interna de los Estados Unidos (DHS-OIG), el Departamento de Seguridad Pública y el Departamento de Justicia de Puerto Rico, para investigar y enjuiciar actos de corrupción y actividades ilegales, derivadas del huracán Irma.

De acuerdo con el parte, mientras la compasión, la asistencia y la solidaridad prevalecen durante la secuela de los desastres naturales, personas sin escrúpulos y organizaciones también utilizan estos acontecimientos trágicos para tomar ventaja de los necesitados. Ejemplos de actividad ilegal típica bajo la jurisdicción de cada una de las agencias en el grupo de trabajo incluyen representación de funcionarios federales encargados de hacer cumplir la ley, robo de identidad, presentación fraudulenta de reclamaciones a compañías de seguros y al gobierno federal, actividad fraudulenta relacionada con solicitudes de donaciones y donaciones caritativas, actividad fraudulenta relacionada con individuos y organizaciones que prometen altos rendimientos de inversión de los beneficios en esfuerzos de recuperación y limpieza, especulación de precios y robo, saqueos y otros delitos violentos.

"Nuestros esfuerzos están dirigidos a hacer cumplir una política de tolerancia cero", dijo Rodríguez Vélez. "En medio de la angustia y las pérdidas causadas por el huracán Irma y la necesidad de recuperación y reconstrucción, no puede haber lugar para fraude y abuso", sostuvo.

"Con nuestros socios federales y estatales, tenemos una larga historia de seguimiento y enjuiciamiento de aquellos que tratan de defraudar al gobierno de los fondos que se han destinado a ayudar a las víctimas de desastres naturales", dijo el agente especial a cargo del FBI en San Juan. "El FBI hará todo lo que esté a su alcance para proteger los programas de socorro financiados por los contribuyentes, que se han creado para ayudar a las personas que han sufrido pérdidas reales".

Mientras que Jay . Donly, agente especial a cargo del DHS-OIG en Miami afirmó que esa agencia usará todos sus recursos de investigación para detener a aquellos que estén intentado utiizar la desgracia causada por Irma para generar ganancias personales e ilegales. Héctor Pesquera, secretario del Departamento de Seguridad Pública de Puerto Rico, aseguró que "el Gobernador de Puerto Rico ha encargado a su departamento que se unan a estos esfuerzos para investigar y procesar a cualquier persona que se involucre en fraude o actos de corrupción relacionados con víctimas de huracanes . Para estos propósitos, hemos puesto a disposición del Grupo de Trabajo todos nuestros recursos ", aseguró.

El Grupo de Trabajo sobre Fraude en Desastres de Puerto Rico estará en estrecha colaboración con el Centro Nacional de Fraude de Desastres (NCDF) del Departamento de Justicia. El NCDF recibe de los miembros del público informes de fraude, desperdicio, abuso o denuncias de mala gestión que involucran operaciones de socorro en casos de desastre. Ha estado en pleno funcionamiento desde su inicio tras el huracán Katrina y está específicamente diseñado para estar listo para situaciones como Harvey e Irma. El NCDF cuenta con un excelente personal de investigadores, analistas, operadores de centros de llamadas y gerentes que se preparan para manejar el volumen previsto. Desde 2005, el NCDF ha procesado más de 70.000 denuncias. NCDF opera un centro de llamadas las 24 horas del día, los 7 días de la semana, para recibir quejas por fraude de desastre a través de un número de línea directa nacional (1-866-720-5721) y por correo electrónico (disaster@leo.gov).

El grupo de trabajo conjunto advirtió al público que deben aplicar un ojo crítico y hacer su debida diligencia antes de dar contribuciones a cualquiera que solicite donaciones en nombre de víctimas de desastres. Las solicitudes pueden originarse de correos electrónicos, sitios web, colecciones puerta a puerta, correos y llamadas telefónicas, y métodos similares.

 


Lucy Arimont

LO MAS VISTO


Lucy Arimont