Sigue la crisis de telecomunicaciones tras María

Datos suministrados a la FCC contrastan con la realidad de los usuarios en la Isla

Actualidad Domingo, 7 de Enero de 2018 - 11:27 am
Foto: De acuerdo al informe, el 9% de los emplazamientos de celulares están fuera de la red, pero la avería se extiende por 52 municipios. Foto: Archivo / JORNADA NOTICIOSA.

A casi cuatro meses del huracán María, la gran mayoría de los suscriptores de cable y telefonía fija en Puerto Rico aún no cuentan con los servicios, mientras que las compañías de celulares siguen confrontando problemas, con el nueve porciento de sus emplazamientos uera de la red. Aunque el porciento de emplazamientos celulares con problemas parece ser uno bajo, la avería se extiende a 52 de los 78 municipios de la Isla, afectando a millones de usuarios en todo el País.

Los datos se desprenden del mas reciente informe de situación sobre las telecomunicaciones de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) emitido el 5 de enero, y que es confeccionado con los datos que suministran las propias empresas. De acuerdo a ese informe, en la zona norte central, el 42.9% de los emplazamientos de telefonía celular en Utuado están fuera de servicio. En Ciales, esa cifra asciende al 28.6%, 17.1% en Isabela, 16.7% en Florida, 16% en Barceloneta, 14.3% en Morovis, 11.8% en Vega Baja, 10.0% en Quebradillas, 6.9% en Hatillo, 7.2 % en Arecibo y un 5.9% en Camuy. Esto implica la imposibilidad de que los usuarios puedan moverse dentro de un área geográfica sin confrontar problemas con sus servicios de celular, telefonía y/o data e incluso, en ocasisones, confrontar problemas en áreas en las que alegadamente se han reestablecido los servicios.

Sin embargo, las compañías continúan facturando a sus clientes como si operaran con normalidad, -por ejemplo hay compañías que en este momento no tienen capacidad de data, pero siguen cobrando por la misma a pesar que solo ofrecen voz y texto- y algunas de estas rechazan los reclamos de los usuarios alegando que si conceden algún ajuste, deberán hacerlo cada vez que su red falle (lo que debería ser la práctica usual) y que continuarán facturando la tarifa usual, aunque haya interrupciones de servicio. Otras empresas aluden que no han podido retomar la normalidad debido a la magnitud del desastre pero exigen que el cliente pague a pesar de ello. Mientras, una minoría de las compañías trata de que sus problemas pasen desapercibidos y solo si el cliente reclama, ofrecen un crédito, aun cuando saben que no estan cumpliendo con lo contratado.

Al unísono, las empresas reclaman que otorgaron un falso crédito de hasta dos meses tras el huracán, cuando la realidad es que el servicio no estuvo disponible durante ese periodo, lo que imposibilitaba facturarle a sus clientes por algo que no recibieron. Incluso, algunas ofrecieron ‘ajustes’ para seguir cobrando cuando no había señal. Mientras todo esto ocurre, la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones de Puerto Rico brilla por su silencio, dejando como única opción para los consumidores el querellarse contra su proveedor de servicios ante la FCC, lo que pueden hacer aquí.

Pero aunque en noviembre, el presidente de la FCC, Ajit Pai, visitó la Isla -algo que paso desapercibido para los millones de puertorriqueños que se encontraban incomunicados y sin servicio eléctrico- al parecer el ente federal no se ha dado a la tarea de corroborar la veracidad de los datos suministrados por las compañías de telecomunicaciones ni la realidad del mercado, que permanece secuestrado por unas compañías que se han coludido para mantener unas tarifas mucho mas altas en la Isla de lo que se paga en los 50 estados, y para obstruir la entrada de competidores como PrepaNet al mercado.

Según el informe de la FCC, publicado tan solo dos días atrás, “dado que hay cortes del suministro eléctrico generalizados en Puerto Rico y en las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, la FCC ha recibido informes indicando que un alto porcentaje de consumidores no cuentan con servicio de cable ni con servicios telefónicos de línea fija. Aunque las compañías proveedoras han estado restableciendo los servicios activamente, la mayoría de sus clientes no cuentan con servicios, porque la energía eléctrica comercial aún no está disponible en sus áreas respectivas”. Esa información provista por las propias empresas contrasta directamente con lo que públicamente ha divulgado la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) de manera continua.

De hecho, la prioridad de la AEE una vez pasada la emergencia fue restablecer el servicio a hospitales, instalaciones críticas del Gobierno y después las zonas industriales. En la actualidad, según la corporación pública, mas de un 58% de los abonados residenciales cuentan con el servicio eléctrico, datos que contradicen la información suministrada por los proveedores de telecomunicaciones a la FCC.

Sobre 50 estaciones de radio fuera del aire aún

De otra parte, el informe revela que se sospecha que al menos dos estaciones de televisión continúan fuera del aire, se desconoce el estado de otras 30 estaciones y al menos 70 pequeñas televisoras han sido autorizadas a permanecer fuera del aire.

Mientras en la radio, se ha confirmado que 21 estaciones AM estan fuera del aire, 8 se se sospecha que están apagadas y no se ha podido confirmar el estatus de una. Por otro lado, dos estaciones han solicitado a la FCC acogerse a un “silent period”, por lo que continuarían apagadas de manera indefinida. Mientras, en el rublo de las estaciones FM, el informe indica que 17 estaciones estan fuera de servicio y el ente federal sospecha que otras ocho están apagadas.