En la PR-22 casi la totalidad de las multas de Auto Expreso

Empresa que administra los peajes reconoce que el sistema esta defectuoso y consumidores no reciben notificaciones de balance bajo

Actualidad Viernes, 12 de Enero de 2018 - 12:22 pm
La cantidad de multas por Auto Expreso emitidas en la autopista De Diego, se duplicó durante los meses de junio, julio y agosto, cuando se instalaban los nuevos pórticos electrónicos. Foto: Archivo / JORNADA NOTICIOSA.

Mas del 70% de las multas emitidas por el sistema Auto Expreso contra vehículos que alegadamente transitaron por los peajes sin carga en sus sellos, se emitieron en la PR-22, también conocida como el Expreso De Diego, que conduce de Hatillo a Buchanan.

El restante de las multas se emitieron en el resto de las autopistas del País a pesar que algunas de estas, como la PR-52 (el expreso Las Américas) tienen tanto o más tránsito que la PR-22. Pero esto pudiera deberse a que los sensores electrónicos de las estaciones de peaje en el Expreso De Diego no están debidamente calibrados. La información salió a relucir durante una vista de la Comisión de Transportación e Infraestructura de la Cámara, presidida por el representante Luis Rivera Guerra, que investiga la operación del sistema de Autoexpreso en las autopistas del País y las multas que se emiten por el uso de los mismos.

Uno de los deponentes que acudió a esa vista fue el activista proconsumidor Gilberto Arvelo, Doctor Shoper, quien reveló que aunque el fin de la alianza público privada que dejó en manos privadas el manejo de las autopistas del País era la administración de los peajes, el gobierno de Alejandro García Padilla terminó entregándoles todo lo que ellos pudieran generar en multas de peaje, para transar una deuda millonaria con la empresa Transcore, por el pago de peajes.

Sin embargo, según explicó Arvelo, la empresa que actualmente administra los peajes del País, Gila, ha reconocido en varias vistas de la Comisión que los sensores que leen los sellos están mal calibrados, pero según ellos, se debe a que el sistema que heredaron de la empresa Transcore, no puede ser actualizado.

Esto es un esquema de timo, de fraude, de robo a los consumidores entre el Gobierno y la Empresa, porque el Gobierno lo sabe y no ha hecho nada”, manifestó Arvelo a JORNADA NOTICIOSA. “En vista pública, Gila ha admitido que el sistema que heredó de Transcore, esta defectuoso. ¿Tu me estas diciendo a mi que por un error tuyo, que tu estas admitiendo que el sistema que herdaste no servía, yo tengo que pagar por un error? Es increible que el 76% de todas las multas de Auto Expreso, las genere la PR-22”, añadió.

Arveo explicó que al implementar los sistemas automatizados de cobro de peaje, tanto las empresas como el Gobierno justificaron el mismo aduciendo que la implementación de estos sistemas erradicaría los asaltos a los peajes y haría la operación mas eficiente al no tener que manejar dinero en efectivo. Incluso, con la automatización despidieron el personal que trabajaba en las estaciones de peaje, aumentando así su margen de ganancia. Sin embargo, en vez de pasarle ese beneficio a los usuarios, el costo de los peajes incrementó en mas de un 50% desde que se hizo el cambio y la cantidad de multas expedidas en los peajes también. “Un dato bien significativo es que entre los meses de junio, julio y agosto, las multas en la PR-22 se duplicaron. ¿Por qué se duplicaron? Porque instalaron el sistema de pórticos y mientras se instalaba el sistema de pórticos, que no estaba calibrado, ellos te multaban.

Supuestamente la tecnología tenía que beneficiarnos, pero ellos se está economizando el manejo de efectivo, los camiones blindados y el seguro que tenían para el manejo de ese dinero. Se están economizando los empleados, porque dejaron un montón de empleados en la calle. Aparte de eso te obligan a tener un sello y una cantidad mínima, ganandose un interés sobre ese dinero. Tienes que comprar el sello y la tarjeta. Todo es para ellos, nada para acá. Cuando vienes a ver, la tecnología lo que ha hecho es que ha perjudicado el consumidor”.

Arvelo cuestionó como el Gobierno entregó las autopistas y los peajes del País en manos de una empresa que no cuenta con un sistema confiable para administrarlos o el dinero para implementar ese sistema, y encima, les permite amplíar la cantidad de pórticos existentes. El Activista cuestionó además como es que la APP de las autopistas ha podido incrementar dramáticamente las ganancias que genera su operación con la automatización y en vez de pasarle ese beneficio al consumidor, ha incrementado los costos de los peajes a un nivel casi insostenible.

De otra parte, Arvelo explicó que aunque parte de los beneficios que se le ofrecen a los usuarios del Auto Expreso son las notificaciones mediante mensaje de texto de que tienen un balance bajo, los clientes de una de las principales compañías de comunicación celular en la Isla no las reciben, porque Gila no quiere pagarle a la empresa por ese servicio. Otro dato que mencionó Doctor Shoper es que el sistema de mediación de multas tampoco funciona porque los consumidores reciben las multas cuando ya ha pasado el tiempo establecido para solicitar la mediación y cuando las reciben a tiempo para solicitar el proceso, este toma largos meses, debido a que la compañía no cuenta con suficientes mediadores para ver las miles de revisiones de boletos. Ante esto, muchos consumidores terminan pagando la infracción, por no poder esperar largos meses para sacar sus marbetes.

Según el Activista, el producto de la investigación legislativa debe ser la cancelación del contrato a Gila y cancelar todas las multas emitidas por la empresa, porque “ellos han admitido que tienen un sistema defectuoso, así que aquí debe haber una cancelación del contrato y la devolución del dinero de todas las multas, porque tu estas diciendo que estas operando un sistema deficiente”, finiquitó.