Xiomara Montas

Reclaman deuda en pago del bono en Arecibo

Empleados municipales afirman que el municipio les pagó $500, aunque se le habían prometido $1,000

Locales Miercoles, 11 de Enero de 2017 - 2:28 pm
Bajo la consigna 'Molina paga ahora', empleados municipales de Arecibo realizaron un piquete en reclamo del pago de su bono de Navidad. Foto / JORNADA NOTICIOSA.

Rumbo a los Tribunales se dirige la organización sindical ProSol Utier para reclamar al municipio de Arecibo que le pague a sus empleados una cantidad del bono de Navidad que alegan, se les adeuda. Bajo la consigna ‘Molina paga ahora’ empleados municipales de Arecibo realizaron un piquete para reclamar el pago de $500 dólares que el municipio aún les adeuda.

Luis Pedraza Leduc, presidente de ProSol Utier, explicó que bajo el fragor de la contienda primarista en la que estaba envuelto el alcalde, Carlos Molina Rodríguez, el 31 de julio, la Legislatura Municipal aprobó la resolución número 4, concediendo un bono de $1,000 a los empleados municipales. Sin embargo, el 19 de diciembre, una vez pasado el fragor eleccionario y a solo horas para el pago del bono, se enmendó la ordenanza, reduciendo el pago a $500 . “La Ley Establece que el municipio tiene que, para el 31 de julio de cada año, establecer la cantidad de bono que va a pagar, y asi notificárselo al Departamento de Hacienda para que este haga su aportación. Eso se hizo el 31 de julio, se estableció que eran mil dólares, se estableció la cuenta que el departamento de finanzas separó, así que hay un dinero comprometido. Una vez llega el mes de diciembre que es el momento de pagar, el Alcalde, ilegalmente, le envió por transferencia electrónica 500 dólares a los empleados, $460 con sus deducciones. Luego de haber hecho esa gestión, de haber enviado ese dinero, (el Alcalde) fue a la Legislatura Municipal para lograr una enmienda a una resolución. Nosotros entendemos que eso es ilegal porque el no puede quitar un derecho adquirido. El no puede eliminar una deuda” explicó Pedraza Leduc. El dirigente sindical añadió que los empleados municipales de Arecibo fueron engañados por un alcalde que prometió un bono de navidad de $1.000, no desde la tribuna política, sino que “legisló con la Legislatura Municipal y estableció $1000. Eso es lo que el debe y tiene que pagarlo”. El líder obrero presentó copia de ambas resoluciones, específicamente la número 4, que establece la cantidad del bono e identifica una partida de $655, 000 para esos fondos, y adelantó que demandarán al Municipio para que cumplan con el monto adeudado.

Por su parte, el licenciado Esdras Vélez, administrador del Municipio, rechazó que se le adeude dinero a los empleados y aseguró desconocer que se le hubiese ofrecido $1,000 de bono a los trabajadores. “El bono de navidad de los empleados municipales para el año 2016, fue pagado y fue depositado por depósito directo a la cuenta de cada uno de los empleados municipales que cualificaron para recibir dicho bono y eso fue efectivo el dia 20 de diciembre del 2016”, manifestó el licenciado. Añadió que el pago se hizo en conformidad con lo establecido por la Ordenanza Municipal número 34, aprobada en el mes de diciembre.

Según el funcionario, la cuantía del bono “se establece de una proyección de que se quiere, en parte al presupuesto que se presenta, que es meramente una proyección. Nosotros hemos estado monitoreando las partidas de ingresos y gastos conforme se comporta y a esos efectos se hacen los ajustes correspondientes para mantener un control de gastos de manera responsable. Y eso es lo que se ha hecho durante todo este tiempo. Todos los años, la parte de bono se aprueba una ordenanza a tales efectos”, manifestó. Añadió que si en algún momento, el Alcalde afirmó que se le pagaría una cantidad mayor, lo hizo como un gesto de buena fe. “Eso yo no te lo puedo afirmar porque en mi presencia no ocurrió”, sotuvo, a pesar de la existencia de la ordenanza municipal aprobada en julio.

Por su parte Pedraza Leduc afirmó que mientras el municipio habla de recortes y ajustes, “pueden hacer fiesta en la plaza pública para el pueblo, pueden comprar regalos para diferentes niños de los barrios, pueden hacer toda una serie de actividades, pueden dar bonos selectivos a empleados identificados con la campaña del señor Carlos Molina como candidato a alcalde. Pueden hacer muchas otras cosas. Añadió que mientras tanto, el Alcalde mantiene un discurso completamente contradictorio en el que afirma que el municipio de Arecibo tiene un gran potencial económico y que la ciudad “despunta con inversionistas, con fincas, y con negocios”.