¿Arasibo Realty?

Mas de 100 viviendas, entre ellas casas lujosas, podrían ser declaradas estorbo público por el municipio de Arecibo al amparo de la medida 991 del representante José 'Memo' González

Locales Martes, 8 de Agosto de 2017 - 9:27 pm
Esta residencia en excelentes condiciones y que actualmente esta habitada, figura en el listado de los posibles estorbos públicos. Foto / Suminsitrada.

Acogedora residencia en excelente área. De tres habitaciones, dos baños, sala, comedor, cocina, family, terraza, marquesina amplia, área de patio con asador, planta eléctrica. Excelente localización cerca de expreso 22 y de las principales carreteras. No deje pasar esta oportunidad”

Esta es la descripción de una residencia a la venta en un exclusivo sector de Arecibo cuyo valor ronda los $159 mil. La propiedad en cuestión esta habitada, en óptimas condiciones y pertenece a una sucesión que la puso en venta a través de una compañía de bienes raíces con el fin de poder hacer la correspondiente división entre los herederos. Sin embargo, estos no sospechaban que tras la firma del proyecto de la Cámara 991, de la autoría del representante José ‘Memo’ González y que concede mayores facultades a los Alcaldes para realizar expropiaciones, el municipio de Arecibo tenía intenciones de declararla estorbo público. Precisamente, la medida que fue convertida en Ley el lunes por el Gobernador, fue presentada a petición del alcalde de Arecibo, Carlos Molina Rodríguez.

La vivienda ha sido incluida en un listado de 120 propiedades que el municipio ha estado evaluando con el propósito de declararlas estorbo público. Algunas de esas propiedades, los titulares han fallecido y no tienen herederos, por lo que de acuerdo a las leyes vigentes, su titularidad correspondería a la Universidad de Puerto Rico. Otras tantas son sucesiones intestadas cuyos herederos se encuentran en el proceso de constituir las declaratorias de herederos, o ya lo han hecho y están en el proceso de venderlas para poder dividir el caudal entre las partes. Algunas, como las casas B 10, B 11, B 12 y B 13, de la calle 3, de la urbanización Los Llanos,están abandonadas.

Sin embargo, al menos en una de esas unidades -que ya fue marcada para ser declarada como estorbo público- se realizan trabajos de construcción. No obstante, en la propiedad no se ha colocado el rótulo que exige la Oficina de Gerencia de Permisos en el que se supone se indique el número y tipo de permiso para realizar la obra, el tipo de obra que se realiza y el nombre del contratista y el dueño. En el portal del Sistema Unificado de Permisos de OGPE tampoco figura que haya algún permiso vigente para esos trabajos.

El lunes, un colaborador de JORNADA NOTICIOSA visitó varias de las residencias que aparecen en el listado de propiedades a ser declaradas estorbo público y para su sorpresa, varias de ellas estaban en excelentes condiciones y en algunas de ellas había gente viviendo. Específicamente en una de ellas, en la urbanización Martell, las personas que estaban en la vivienda le indicaron que ellas habían comprado la propiedad y que tenían un plan de pago en el Centro de Recaudación de Ingresos Municipales, por una deuda contributiva de sobre $30 mil. Sin embargo, estas afirmaciones carecen de credibilidad ya que bajo las leyes vigentes, el comprador de una propiedad no es responsable de la deuda contributiva de la vivienda que adquiere. Además, por ley, el CRIM solo puede cobrar los últimos cinco años de una deuda contributiva. La tasa contributiva de las propiedades es de entre un 11 a un 13%del valor de la casa y si es la residencia principal del contribuyente y el valor esta por debajo de los $15, 000, bajo las tablas de tasación del CRIM, que datan de la década del 1950. Es decir que para efectos contributivos, las residencias se tasan de acuerdo a los valores vigentes en esa época.

Otro aspecto bajo cuestionamiento es que muchas propiedades que representan un riesgo de seguridad para la comunidad, o han sido vandalizadas y se han convertido en hospitalillos, no han sido consideradas para ser declaradas estorbo público. De esta manera, no quedan claros los criterios utilizados en la evaluación hecha por el municipio para determinar que las propiedades en cuestión son estorbos públicos y si se cumplió con los criterios de expropiación forzosa, que establecen que debe haber un interés público, y que la expropiación es el único camino para subsanar el mismo.

Por último, otra interrogante es como el municipio de Arecibo planea costear la expropiación de todas esas estructuras, cuando el Alcalde alega que no cuenta con los recursos fiscales para costear las operaciones diarias.

Mientras tanto, fuertes rumores afirman que algunas de las propiedades en el listado ya tienen nuevo dueño, aún cuando el municipio no las ha expropiado y que el asunto ha causado fricciones entre colaboradores de Molina que tenían interés de adquirir algunas de esas propiedades.

Verifica el listado de casas que podrían ser declaradas estorbo público aquí.