Denuncian funcionarios municipales y allegados al Alcalde hacen fiesta con estorbos públicos en Arecibo

Corredor de bienes raíces advierte casas y locales expropiados no llegan a subasta pública

Locales Sábado, 2 de Septiembre de 2017 - 11:39 am
Según Bonilla, las personas que se han beneficiado de la adquisición de los estorbos públicos, están utilizando nombres de tercero para encubrir el tracto registral de las propiedades. Foto / Suministrada.

Un corredor de bienes raíces denunció un alegado esquema orquestrado por la administración municipal de Arecibo, mediante el que funcionarios municipales, allegados a la administración y colaboradores políticos se están adueñando de residencias que han sido declaradas estorbo público y que deberían ser vendidas en subasta pública.

Lo que esta llegando a nuestros oídos de fuentes internas del Municipio, es que supuestamente esas propiedades en vez de llevarlas a un proceso de subasta donde la compra el mejor postor, pero siempre tratando que sea una persona de escasos recursos la que pueda tener esa propiedad, lo que esta pasando es que los allegados a las administraciones municipales se están aprovechando de la situación, donde están comprando esas propiedades a un precio nominal y para ocultar el tracto registral, los individuos que están haciendo estas cosas, no ponen el nombre de la persona que se podría beneficiar por ser parte del municipio equis, y se buscan un familiar para que ese familiar supuestamente sea quien adquiere la propiedad y así ver suplida la mala intención de que una persona allegada al Municipio sea la que se esta aprovechando de esas propiedades”, denunció el corredor de bienes raíces y activista arecibeño Filiberty Bonilla.

Bonilla manifestó a JORNADA NOTICIOSA que aunque el autor de la Ley 991 que facilita el proceso de expropiaciones a los municipios, José ‘Memo’ González, aseguró que la Ley busca ayudar a los municipios a resolver el problema de los estorbos públicos, el problema surge precisamente después que se ha dado ese proceso. “De ahí en adelante es donde la gente se está preocupando. Suponiendo que todo el proceso ha sido legal hasta la demolición y el solar quedó limpio y ahora vale mas que antes porque se puede construir, hasta ahí no hay problema. El problema es que se va a hacer con esa propiedad que ya pertenece al municipio. Esa es la bandera roja que esta ocurriendo en todo Puerto Rico y que ocurrió aún bajo la vieja Ley”, sostuvo.

Durante varias semanas, JORNADA NOTICIOSA ha reseñado como la Oficina del Código de Orden Público ha incluido en un listado de posibles estorbos públicos varias residencias que están habitadas e incluso pagan impuestos al CRIM debido a que no tienen exención contributiva, o que pertenecen a sucesiones que se encuentran en el proceso de liquidar los bienes para ejecutar el caudal hereditario e incluso, propiedades cuyos dueños fallecieron y no existen herederos, por lo que la disposición de la misma, según las leyes vigentes, le corresponde a la Universidad de Puerto Rico. La investigación realizada por este medio también devela que a esas propiedades en cuestión, nunca se les ha colocado el rótulo de estorbo público, ni sus dueños o inquilinos han sido contactados o notificados. Mientras que, a las que se le ha colocado el rótulo de estorbo público, se ha omitido información en el mismo como el número de registro de la unidad.

Mientras otras propiedades, con solo haber sido incluidas en el listado de estorbo público, repentinamente han sido adquiridas por compradores misteriosos e incluso, algunas se encuentran bajo remodelación a pesar que aparecen en el listado. Aunque al sol de hoy ni la Oficina del Código de Orden Público, ni el Alcalde u otros funcionarios municipales han ofrecido públicamente alguna explicación al público sobre la situación, privadamente se le ha dicho a algunas de las personas que se han percatado de la situación que se trata de un error y que no tienen que preocuparse por el asunto. Sin embargo, han hecho caso omiso a las solicitudes de los afectados para que les certifique por escrito que se ha cometido dicho error.

El problema es que aparentemente han cometido un error, entre comillas, pero la impresión que dejan es que hay propiedades que parece que el Municipio se quiere apoderar de ellas bajo la nueva Ley. Por eso es que estamos levantando bandera los corredores, porque el Municipio no se puede convertir en un realty. El Municipio tiene que ser un facilitador. Derrumbó la propiedad, averiguó si tiene deuda en el CRIM, si no hay deuda, si está en una esquina, si está en un sitio privilegiado y entonces ponerle un precio adecuado en el mercado, para el Municipio beneficiarse. Pero no es cuestión de vendérsela a alguien que trabaje en el Municipio y que esa persona utilice una tercera persona para el título de propiedad para no implicarse. Eso es lo que estamos denunciando”, sostuvo Bonilla.