Árbol amenaza sus vidas y hogares

Familias del barrio Factor en Arecibo piden intervención de las autoridades ante lo que aparenta ser la crónica de una tragedia anunciada

Locales Jueves, 14 de Septiembre de 2017 - 9:20 pm
El árbol que quedó en pie, amenaza con caer sobre la residencia de González en cualquier momento. Foto / JORNADA NOTICIOSA.

El 29 de agosto, un fuerte estruendo disturbó la paz en el hogar de Evelyn González y su madre Rosa, ubicado en la calle Bohemia del barrio Factor en Arecibo, cuando un gigantesco árbol se desplomó en el patio de su residencia durante unas fuertes lluvias.

Desde ese momento y ante la proximidad del huracán Irma, inició un viacrucis para la mujer, quien actualmente se recupera de una caída en la que se fracturó ambas piernas y además cuida de su madre encamada, ya que otros dos árboles que manaban del mismo tronco y la misma base que el árbol de quenepas que cayó al suelo, amenazaban la residencia y la de su vecina. Desde ese momento, González comenzó a hacer gestiones sin éxito, para evitar que ocurriera lo peor. “Yo fui a Manejo de Emergencias Estatal para que me ayudaran con la situación porque los otros dos palos podían caer sobre mi casa o la de la vecina, pero me dijeron que el camión que ellos tenían era nuevo y se les hacía bastante incómodo traerlo aquí. Luego de eso llamé para darle seguimiento a la situación y la persona que me atendió me refirió a Manejo de Emergencias Municipal”, recordó.

A pesar del despliegue de equipo y recursos que el municipio de Arecibo hizo previo, durante y después de la emergencia, las gestiones hechas por González fueron infructuosas y solo produjeron un mar de excusas. “Me dijeron que no tenían camiones, que los camiones estaban dañados, que no tenían el equipo necesario, que necesitaban permisos de Recursos Naturales para cortar el árbol”, comentó.

ocurriendo lo peor al día siguiente del paso de Irma. Un segundo árbol se desplomó, cayendo gran parte del mismo sobre la residencia de su vecina.

Incluso el martes previo al huracán, cuando el municipio inició una campaña de recogido de escombros con un sinnúmero de brigadas, nadie de la administración municipal llegó por el sector a recoger escombros o a verificar la seguridad de las familias que residen el lugar, ante la amenaza de los árboles. En su desesperación, la hija de González recurrió a colgar una publicación en una red social del Municipio dirigida al Alcalde, informando sobre el problema , pero nunca recibieron contestación.

Finalmente, uno de los temores mas grandes de González se volvió realidad al día siguiente del paso del Sistema por las cercanías de Puerto Rico. Un segundo árbol se desplomó, cayendo parte del mismo sobre el techo de zinc de la residencia de su vecina.

Mientras el árbol que queda en pie amenaza con caer en cualquier momento sobre la modesta residencia de González, justamente en el cuarto que ocupa su madre, una mujer de 75 años que quedó encamada como consecuencia de una hemiplegía que le sobrevino tras un aneurisma. La Mujer que reside en el lugar hace 30 años explicó que los árboles estaban

Finalmente el miércoles, González pareció ver un atisbo de luz cuando funcionarios del municipio visitaron su hogar. Sin embargo, estos le indicaron que no podían hacer nada porque se necesitaba el permiso de Recursos Naturales para poder cortar los árboles. “Pero ya yo había ido a Recursos Naturales porque sabía que me podían decir eso y allí me informaron que para cortar y remover los árboles que cayeron no se necesitaba permiso alguno y en el caso del otro árbol, es una situación de emergencia porque en cualquier momento se puede caer.

A través de JORNADA NOTICIOSA, González exhortó al alcalde de Arecibo, Carlos Molina Rodríguez a que visite el lugar para que conozca de primera mano el problema y pueda facilitar la ayuda que tan urgentemente necesitan para prevenir la pérdida de sus hogares, o incluso de vidas humanas.


Lucy Arimont

LO MAS VISTO


Abraham Rosario Hijo