Fémina pierde la vida tras aparatoso accidente en Arecibo

Su esposo y un infante resultaron heridos en la colisión

Policiacas Sábado, 6 de Mayo de 2017 - 11:24 am
Foto: Archivo / JORNADA NOTICIOSA

Una mujer murió y su esposo e hijo de un año, resultaron heridos en medio de un accidente de tránsito reportado anoche en la carretera número dos, kilómetro 63.7, a la altura del barrio Sabana Hoyos en Arecibo.

La víctima fue identificada como Belmarie Ayala Pérez, de 26 años y quien viajaba como pasajera en un vehículo conducido por su eposo, Kevin Medina Arce, de 26 años. Al parecer, Medina Arce conducía a una velocidad mayor que la permitida por ley e impactó por la parte trasera un Jeep Wrangler, que era conducido por Edgar González Centeno, de 48 años de edad y también vecino de Arecbo.

Ayala Pérez falleció poco después de las 10:30 de la noche mientras era atendida en el hospital Pavía de Arecibo. Medina Arce y su hijo quedaron recluidos. La condición de ambos fue descrita como estable. A éste se le hizo una prueba de detección de alcohol en la sangre, mientras que al conductor del otro vehículo se le practicó una prueba de alcohol en el aliento, la que arrojó resultado negativo. Se informó que Medina Arce no posee licencia de conducir.

El agente Luis Candelario Vélez, de Patrullas de Carreteras de Arecibo se hizo cargo de la pesquisa mientras que la fiscal Ilia Reichard Morán ordenó el levantamiento del cadáver. Ambos vehículos fueron incautados para fines de la investigación.

Carjacking en centro comercial de Manatí

Una mujer fue víctima de un robo de vehículo a mano armada cuando salía de una mega tienda, en el centro comercial Monte Real Plaza, de la carretera # 2 en Manatí.

Los hechos ocurrieron poco después de las 7:50 de la noche, cuando un individuo armado interceptó a Wanda Ivette Pagán Rosario, de 48 años, en el estacionamiento del establecimiento y a punta de pistola la despojó de su vehículo, una guagua Ford Edge color gris, con la tablilla HXM-960, en cuyo interio se hallaba un teléfono celular, las llaves de su residencia y un beeper de acceso. El caso le fue referido a agentes de la división de Robos del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Arecibo quienes se harían cargo de la pesquisa.