Sigue activa la 'Secta' en la Policía

En medio de la intriga palaciega, desarman coroneles de Utuado y Ponce por pugna personal

Policiacas Jueves, 31 de Agosto de 2017 - 9:46 pm
Figueroa aseguró que dentro de la Uniformada operan tres grupos o 'sectas' que se disputan el poder. Foto: Archivo / JORNADA NOTICIOSA.

La intriga de poder entre grupos descritos como ‘sectas dentro de la Policía de Puerto Rico, es la responsable de que el plan de seguridad de la actual administración pise y no aranque, a juicio del presidente del Frente Unido de Policías Organizados, Diego Figueroa quien aseguró que los miles afectados son el policía de a pie, y el pueblo que no ve rendidas las expectativas que tiene del cuerpo del orden público. “La lucha es grande y es fuerte, no se puede mentir. En la Policía hay una lucha de grupos. No es de ahora, siempre ha existido, siempre ha existido. Han habido superintendentes que han sabido controlar esa parte. Pero en la Policía han habido unos grupos que siempre han querido dominar”, manifestó el Líder policíaco, quien recordó que bajo la administración de Sila Calderón se aprobó una ley de jubilación compulsoria cuyo fin ulterior era sacar de carrera a un grupo de coroneles y altos oficiales cuyas ambiciones personales obstruían ese fin.

Y se quiso salir de ellos porque eran parte de lo que llamaban una secta dentro de la Policía, que pertenecían a un partido político. Esa gente se repartían los puestos, se repartían el trabajo y hacían lo que le daba la gana cono los demás dentro del marco político. Y ahora mismo hay una lucha intestina de grupos dentro de la Policía, que esta afectando la elaboración de planes de trabajo y eso es innegable que esa lucha esta ahí. Y están diciendo que no existe cuando realmente existe, cuando realmente hay una lucha fuerte dentro de la Policía, de diferentes grupos, de diversos grupos”, añadió.

En el pasado esa confrontación visceral entre estos bandos también ha sido catalogada como ‘Guerra de las Galaxias’, por la gran cantidad de estrellas en los rangos de los involucrados. Incluso algunas de esas intrigas han llegado al plano personal como la que actualmente involucra al teniente coronel Carlos J. Miranda, comandante del área de Utuado y al teniente coronel Richard Nazario, comandante auxiliar de Ponce. Ambos comandantes -no por rango sino por la posición de mando que ocupan- fueron desarmados después de verse involucrados en pugnas personales en las que se han vinculado al menos a la esposa de uno de estos y en medio de la que ambos oficiales se han radicado querellas por causas diferentes. Tal y como se menciona, ambos Uniformados están vinculados de alguna manera u otra al vínculo de lo político. En el caso de Nazario, se trata de un veterano oficial allegado al exgobernador Carlos Romero Barceló, mientras que Miranda, ha estado vinculado a la política -y a las polémicas desde temprano en su carrera cuando comenzaba a escalar la escalera policíaca en el área de Carolina. De hecho, la mas reciente de las polémicas -de corte político- en las que el Uniformado se ha visto involucrado, ocurrió a finales del pasado cuatrienio cuando el entonces superintendente, José Caldero López, le ordenó entregar un vehículo nuevo que se le asignó luego que éste se ‘quejara’ en las redes sociales porque la guagua era roja y él la quería azul.

El Dirigente de FUPO, quien se abstuvo de comentar sobre la pugna de ambos oficiales por haber personas afiliadas a su gremio involucradas, aseguró que tal parece que a la Policía de Puerto Rico “le cayeron todas las plagas, como le cayeron a Egipto en tiempos de Moisés. Yo se que es una comparación que se oye fuerte, pero realmente es como si le cayeron de pronto todas las plagas y los que están, heredaron esas plagas y no saben como combatirlas”.

Figueroa lamentó que dentro de estas guerras que obstaculizan el servicio al pueblo y afectan el trabajo de los policías de a pies, siempre hay personas que se prestan para los propósitos de unos y otros grupos, y al final del día son desechados una vez ese grupo al que le sirvió logra agenciarse el poder.

Figueroa añadió que esta situación es la responsable de la inefectividad de la Uniformada ante la ola criminal que enfrenta el País. “Te digo, no con candidez, sino con vergüenza, con la verdad como se lo merecen los lectores de JORNADA NOTICIOSA, se merece el pueblo y se merece la Policía, hay una lucha encarnizada entre tres sectores principales de la Policía, que no deja que los planes lleguen, que no dejan que las situaciones se hagan y por tanto, hay una parte que es el policía base, que no sabe para donde correr ni para donde ir y esto da lugar a que sucedan los actos que están sucediendo”, manifestó Figueroa, quien aseguró que la intriga palaciega cuelga como una espada de Damócles sobre la actual Superintendente.